Guillermo Lorca García-Huidobro nace en Santiago de Chile en 1984. A los 16 años inicia su formación artística con el pintor chileno Sergio Montero y en 2002 participa en exposiciones colectivas del Salón Nacional de Bellas Artes. Luego estudia Licenciatura en Artes en la Universidad Católica de Chile, carrera que abandona para buscar su propia formación. Entonces viaja a Noruega para convertirse a los 22 años de edad en aprendiz del pintor Odd Nerdrum.

Desde ahí mucha agua, pintura, sudor y lágrimas han pasado bajo este puente. Múltiples exposiciones, individuales y colectivas, en Londres, Santiago, Turín, México DF, Barcelona, Sicilia.

«Para mí, los niños y los animales juntos me hacen sentido; se podría decir que sus ‘almas’ se parecen más. Es donde están las emociones más poderosas. Creo que los personajes representan distintas partes de nuestra naturaleza, como pasa con los cuentos de hadas, los mitos y leyendas. Pero de la misma forma que los relatos de la tradición oral, aquí no hay un plan consciente de qué significa cada cosa, pienso que hay bastante margen de interpretación.»

Conocido por sus pinturas de gran formato, inspiradas en elementos de orden onírico, a menudo en su obras hay sangre, animales, cacerías, imaginario que siempre ha tenido, según confiesa: «En las fantasías infantiles, siempre está la idea de que te pueden comer y eso me quedó dando vueltas en la cabeza. Después entendí que era una cosa más sexual, de que te devoren o que uno devore. Todas esas ideas entran en mis pinturas y se presentan como imágenes que de repente me llegan. Ahí comienzo a trabajar.»