La moderna casa minimalista se encuentra en Valdés, un pequeño pueblo de Asturias, al noroeste de Madrid.

Se tardó menos de cuatro meses en construir esta moderna casa prefabricada en una fábrica y sólo cinco horas para montarla in situ. Studio [baragaño] diseñó la Casa Montaña como una mezcla estilística entre una casa tradicional y los graneros de toda la zona.

Los diseñadores se inspiraron en el estilo arquitectónico de la arquitectura residencial tradicional de la región, así como en los graneros construidos en madera y levantados sobre pilares, típicos de la Península Ibérica. Fue construido en menos de cuatro meses en una fábrica madrileña y transportado a Valdés, donde fue embellecido por un artesano local con un techo de pizarra tradicional. En total, sólo se tardó cinco horas en montarlo in situ.

La casa, una residencia para un paisajista inglés y su familia, tiene dos niveles con espacios comunes que ocupan la mayor parte de la planta baja y dormitorios alojados en el segundo piso. Los paneles de policarbonato ligero separan las habitaciones de arriba, permitiendo que la luz natural difusa penetre en los espacios y les dé calor. El elemento central de la casa es una escalera metálica en torno a la cual se organizan los espacios. Una chimenea suspendida del techo del salón en otro elemento que da carácter al interior, por lo demás minimalista.

 

 

Vía: Inhabitat