La serie Black de Marino Thorlacius consiste en fotografías de paisajes en blanco y negro con una estética minimalista. Usando negros profundos para establecer un estado de ánimo, algunas de las imágenes se ven de otro mundo y entregan una sensación de aislamiento en cada toma. Principalmente fascinado por los lugares, se inspira tanto en la pintura como en la imagen en movimiento.

“Rara vez describo mi trabajo con palabras y nunca trato de explicar lo que estoy haciendo, así que siento que es muy divertido cuando otros lo hacen. Algunos son muy analíticos y dicen que sienten soledad, miseria e incluso depresión en mi trabajo. Puedo entender muy bien estos elementos en términos de mis primeros trabajos, por ejemplo, mi libro que estaba lleno de fotografías en esa atmósfera.”

Vía: Faithistorment