El estudio de arquitectura Plasma Studio diseñó el bloque de apartamentos de dos pisos para proporcionar seis casas de vacaciones que acompañaban a una residencia existente. Las dos estructuras están unidas por un volumen de una sola planta, que alberga una zona común.

Las ventanas que van desde piso a techo permiten a los huéspedes despertar a las vistas de las Dolomitas en este complejo de apartamentos de vacaciones revestidos de cobre en el norte de Italia. Llamado Villa Drei Birken, el nuevo bloque de apartamentos está enclavado en una ladera, orientada hacia la cordillera de las Dolomitas en el Tirol del Sur.

“La fachada se abre a través de una superficie en forma de V desde la totalmente cerrada fachada norte hasta la fachada acristalada sur, que se dirige al sol y a la vista panorámica de las Dolomitas”, señalan los arquitectos, quienes escogieron materiales que ayudarían a mezclar el edificio con los matices de su entorno natural y que resistirían bien.

El edificio está cubierto casi en su totalidad por bandas oscuras y superpuestas de paneles de cobre oxidado de diferentes longitudes. Los balcones que envuelven el edificio en la cara sur están hechos de madera de alerce, tratada con una solución de sulfato de hierro, proporcionando una coloración grisácea que también protege la madera.

Los seis apartamentos de vacaciones de un dormitorio están dispuestos en dos juegos de tres. Los dormitorios y los salones se colocan en el lado de la ventana para obtener la mejor vista y abrirse a los patios cubiertos en el nivel inferior o balcones en el piso superior.

Vía: Dezeen