Los biólogos estiman que 3,2 millones de especies de hongos pueden existir en la Tierra, de los cuales sólo alrededor de 120.000 son conocidos por la ciencia, lo que deja millones de organismos potenciales por descubrir, fotografiar y documentar antes de que sea demasiado tarde.

La mayoría de las especies no descritas viven en los trópicos, donde los micólogos Danny Newman y Roo Vandegrift han viajado extensamente para documentar hongos en regiones amenazadas por el cambio climático y el desarrollo.

En 2014, la dupla viajó a la Reserva Los Cedros, una de las últimas cuencas hidrográficas desbloqueadas en la vertiente occidental de los Andes, donde tomaron todas las fotos que se ven aquí. Desde entonces, la reserva ha sido declarada abierta a la minería por el gobierno ecuatoriano y el hábitat que engendró estas inusuales setas está previsto para su destrucción.

“La identificación y descripción de especies raras o endémicas de la reserva ayudará a demostrar el valor de estos hábitats y la importancia de su conservación”, comparte Newman sobre el proyecto.

Como parte de una residencia en enero en la Universidad de Oregon, Newman está ahora trabajando para secuenciar el ADN de 350 muestras de hongos encontradas en Reserva Los Cedros y está buscando el apoyo del público para ayudar a financiar el costo del proyecto. Puedes ver más fotos de sus descubrimientos en Ecuador en Mushroom Observer.

Vía: Colossal.