Audrey declara: “Podría ser percibido en parte como un humanista. Me interesa la gente y los momentos extraños que encuentro. Los movimientos y momentos diarios son aparentemente olvidados y automatizados. Sin embargo, constituyen la mayor parte de la vida y las formas, el lenguaje corporal, las rutinas, la cultura, las identidades, las personalidades y las relaciones. Mi trabajo se enfoca en subvertir los momentos actuales de la “vida real” en narrativas, realzándolas de una manera ilustrada con tinta o inspirada en una novela gráfica. El estilo de las ilustraciones con tinta tiene un sentido de nostalgia porque son simulaciones introspectivas familiares. En las novelas gráficas siempre hay algo mágico en los personajes, algo especial que los define y los eleva por encima de las historias de la vida real. A través de un estilo ilustrativo mi obra subvierte la propia vida real con una nostalgia reconocida. En esencia mi arte se traduce en una filosofía central, automatizando aunque la vida no es mucho de una vida, más bien ser consciente, estar activamente vivo.”

Estos trabajos de Audrey son parte de su muestra realizada en Johannesburgo.

Encuentra más de su trabajo acá.