La serie de Aron es una cautivadora documentación del folklore antiguo y el ritual contemporáneo.

La serie “Kukeri” del fotógrafo londinense Aron Klein ofrece un interesante retrato de la tradición en una era tecnológica. Aron fotografía a los cazadores de demonios del folklore local, los Kukeri, contra la región montañosa balcánica de Bulgaria.

La serie Kukeri de Aron comenzó después de haber trabajado como fotógrafo para el festival musical Meadows in the Mountains situado en la cordillera del Rhodope, entre Bulgaria y Grecia. Se enamoró de los pueblitos de este rincón europeo y de su celebración de antiguas prácticas culturales.

Realizado por hombres disfrazados, Kukeri es un ritual búlgaro tradicional que se practica para purificar el lugar, ahuyentando a los malos espíritus y trayendo salud, cosecha, fertilidad y felicidad a la comunidad. Con mandíbulas abiertas y garras similares a las de Satanás, los trajes recuerdan a los de las pesadillas de la infancia. Sin embargo, a través de la lente de Aron, su apariencia diabólica contrasta con la belleza de los detalles elaborados y los acentos vibrantes que adornan los trajes selectos. Otros, completamente envueltos de pies a cabeza en el cabello, están posicionados como bestias majestuosas, que bailan a través de los árboles del paisaje nevado circundante.

Vía: Ignant.