Kim Byungkwan es un artista con base en Seúl, Corea. Sus pinturas, como vemos en su serie Phantasm, buscan renovar de contenido las imágenes que nos parecen familiares, sacarnos de la zona de confort visual para evocar sentimientos tan dispares pero relacionados, como son el temor y la decadencia. En sus palabras, tratar de alcanzar una forma perfecta siempre termina en fracaso y lo que podemos intentar al final es buscar otra forma, borrando la forma anterior, a través de la pintura.

“Lo que me gustaría expresar a través de mi trabajo es muy simple. Estoy tratando de sacar lo extraño de la familiaridad (hábito visual). Todo lo que hay ahí fuera en este mundo, más o menos, proporciona una visión familiar. Esta visión familiar puede ser reemplazada como un hábito. Esta visión habitual que cada objeto nos da y crea confort, sin embargo, cierra todas las demás posibilidades. La visión habitual o hábito visual nos hace ir por los caminos rutinarios. Nos impide tener aventuras y ver las maravillas que hay ahí fuera.

Mi trabajo es tratar de destruir, romper y reconstruir esta visión habitual para que nuestra visión pueda ser extendida a otras imágenes.”

Descubre más de su trabajo acá.